Tanatorio Huesca

Se trata de un tanatorio que forma parte del grupo Memora. Se trata de un moderno edificio cuyo amplio hall vertebra la comunicación hacia las cuatro salas de velatorio con las que cuenta. Una de ellas es además VIP.

Dispone de una cómoda sala de estar con máquinas de vending, pero también dispone de Cafetería.

Para la comodidad de las familias se facilita el acceso a un aparcamiento privado. Aun así, dispone de un amplio espacio para aparcar que es público y está situado en el exterior.

Cuenta con una capilla en la cual se puede personalizar el momento de la despedida con música en directo, proyección de imágenes y fotos de difunto.

El horario de apertura es de 9:00 a 22:00 horas.

Tanatorio Hermanos de Santander Huesca

Tanatorio moderno y con gran luminosidad, Situado en la zona norte de la ciudad, a diez minutos del centro, y muy bien comunicado con la autovía tanto de entrada como de salida.

Dispone de 4 salas velatorio, una de ellas VIP de 60 m2, una cómoda sala de estar con zona vending compuesta de diversas máquinas automáticas, tres despachos de contratación y atención al cliente, y un amplio hall.

En el exterior hay un área de aparcamiento privado y gratuito para facilitar el acceso a los familiares y zona ajardinada.

Fuente: Web Tanatorio Hermanos De Santander Huesca.

Tanatorio Huesca – Mémora

Tanatorio del grupo memora. Es un edificio moderno con 4 salas velatorio , de las cuales una de ellas es VIP y consta de una cómoda sala de estar con máquinas de vending Amplio hall en la entrada Área de aparcamiento privado y gratuito en el exterior.

Cuenta con una amplia zona ajardinada Cafetería a disposición de los familiares Horario de apertura de 9:00 a 22:00 horas

Fuente: Web Memora.

Cementerio Municipal de Huesca. Las Mártires.

Datos de contacto

Teléfono: 974210609
Fax: 974214481

El horario de apertura del cementerio es de 9:00 a 18:00 horas, ininterrumpido.

El cementerio de Huesca lleva como nombre Las Mártires y se encuentra a las afueras de la ciudad.
HISTORIA
El camposanto de Las Mártires se construyó en el siglo XIX y se abandonó en el XX al quedarse pequeño. Se sustituyó por el cementerio que se utiliza desde entonces, en la carretera Huesca-Zaragoza,en la avenida del doctor Artero.
En la segunda mitad de los años ochenta se excavó en los jardines de la avenida Martínez de Velasco (en la salida de la ciudad hacia Zaragoza) la necrópolis más antigua descubierta en Huesca. Estuvo en uso unos 500 años, desde la Edad del Hierro hasta comienzos del imperio romano. Se trataba, como era habitual en este periodo, de un cementerio de incineración, en el que las cenizas del difunto, después de la cremación, se depositaban en pequeñas urnas de cerámica.
En este cementerio se entierra desde el 3 de septiembre de 1936, siendo la primera enterrada Silveria Montes Pardo. Aquí se estuvo enterrando hasta junio de 1937. En este tiempo hubo 850 enterramientos. Debido a su espacio tan reducido se ha constatado que en algunos nichos hubo 2, 3 e incluso 4 personas enterradas.
Posteriormente el cementerio se amplió a la zona donde antes estaban las chabolas de las gitanos, situándose ahí hasta 380 enterramientos. Zona que quedó limpia al trasladar parte de los fallecidos al Valle de Los Caídos.
A lo largo de su historia también han sido varios los cadáveres exhumados que se han trasladado al cementerio actual o a sus localidades de procedencia. El actual camposanto se halla escondido tras un frondosa vegetación, de solar irregular y con tapia realizada en ladrillo visto. Su puerta de acceso lo suficientemente grande para permitir la entrada con vehículos hace que cuente con un pequeño parking en su entrada. Se puede apreciar una pequeña iglesia donde realizar un responso antes de la despedida del ser querido. Un vez dentro la tupida vegetación sigue siendo predominante encontrando grandes agrupaciones de árboles con porte, las sepulturas se van mezclando entre el paisaje, la mayoría de de ellas realizadas en tierra y elevándose de ella una cruz de piedra. Cuenta con agrupaciones de nichos y panteones.
PERSONAJES ILUSTRES
López Allué: Abogado y escritor, dirigió el periódico Diario de Huesca.
Ramón Acín: Doctor en Filología por la Universidad de Zaragoza. Catedrático de Lengua y Literatura Españolas.
Valentín Carderera: Coleccionista, arqueólogo, pintor y escritor español. Estudioso del mundo medieval y entusiasta revalorizador de la obra de Goya, fundamentalmente de la grabada. Cursa estudios en el Seminario y en la Universidad Sertoriana de Huesca y, posteriormente, José de Palafox le envía al taller de Buenaventura Salesa en Zaragoza. En 1816 se traslada a Madrid para continuar su aprendizaje con Mariano Salvador Maella y, tras la muerte de éste, con José de Madrazo y Agudo. Marcha a Roma en 1822 becado por el duque de Villahermosa. Su estancia se alargará nueve años, durante los cuales recorrerá la península, tomando apuntes a lápiz y realizando acuarelas que formarán después una colección de álbumes. Comienza entonces para Carderera la etapa que va a abrirle los ojos al coleccionismo, su verdadera pasión. Sus pinturas, dibujos, grabados, libros raros e incunables, cerámicas, esmaltes, marfiles, telas y brocados antiguos, consti­tuían una visita inexcusable para los artistas en busca de documentación y un placer para los entendidos. Su obra fundamental, Iconografía española (1855 y 1864), publicada en español y francés, es uno de los primeros repertorios de efigies de personajes ilustres de los siglos XI al XVII.
FOSA COMÚN
Fosa común 1
Condiciones de acceso: Esta fosa común se localiza en el interior del cementerio de Huesca.
En la ciudad de Huesca se localizan dos grandes áreas de enterramientos colectivos de las víctimas de la guerra civil. La primera de ellas se encontraría en el actual cementerio municipal de la carretera de Zaragoza y en ella reposarían todavía hoy las primeras víctimas de la represión rebelde, asesinadas en el breve intervalo que medió entre el golpe de estado del 18 de julio y la ocupación del camposanto por las fuerzas republicanas, operación que forzó el abandono de ese lugar como centro de ejecuciones y su sustitución por el antiguo cementerio del Cerro de Las Mártires. También yacerían allí muchas de las víctimas ejecutadas por los sublevados tras la ruptura del cerco de la ciudad en la primavera de 1938, una oleada represiva que duraría hasta bien entrados los años cuarenta y que se cobraría un mínimo de 148 vidas.
En esa zona de enterramientos del cementerio pueden verse señalizadas hasta tres fosas comunes, pero no hay duda de que la zona oculta muchísimas más sepulturas colectivas. En la que citaremos aquí reposan el alcalde republicano de la ciudad, Mariano Carderera Riba, el teniente de alcalde Mariano Santamaría Cabrero, el ex alcalde y concejal Manuel Sénder Garcés y el obrero y sindicalista residente en Cerler Miguel Saura Serveto.
Fosa 1
Fosa común 1
Fosa común 2
Esta fosa común se localiza en el actual cementerio de Huesca.
En la ciudad de Huesca se localizan dos grandes áreas de enterramientos colectivos de las víctimas de la guerra civil. La primera de ellas se encontraría en el actual cementerio municipal de la carretera de Zaragoza y en ella reposarían todavía hoy las primeras víctimas de la represión rebelde, asesinadas en el breve intervalo que medió entre el golpe de estado del 18 de julio y la ocupación del camposanto por las fuerzas republicanas, operación que forzó el abandono de ese lugar como centro de ejecuciones y su sustitución por el antiguo cementerio del Cerro de Las Mártires. También yacerían allí muchas de las víctimas ejecutadas por los sublevados tras la ruptura del cerco de la ciudad en la primavera de 1938, una oleada represiva que duraría hasta bien entrados los años cuarenta y que se cobraría un mínimo de 148 vidas. En la fosa mencionada aquí reposan los cinco vecinos del valle de Lierp que formaban parte del Comité Local durante los primeros tiempos de la guerra. Todos eran vecinos del pueblo de Egea salvo uno, que residía en Lobago. Junto con ellos habrían muerto otros nueve hombres -de los cuales al menos un vecino de Campo-, cuya identidad no figura en la placa conmemorativa.
Fosa común Huesca 2
Fosa común 2
Fosa común 3
Esta fosa común se localiza en el actual cementerio de Huesca.
En la ciudad de Huesca se localizan dos grandes áreas de enterramientos colectivos de las víctimas de la guerra civil. La primera de ellas se encontraría en el actual cementerio municipal de la carretera de Zaragoza y en ella reposarían todavía hoy las primeras víctimas de la represión rebelde, asesinadas en el breve intervalo que medió entre el golpe de estado del 18 de julio y la ocupación del camposanto por las fuerzas republicanas, operación que forzó el abandono de ese lugar como centro de ejecuciones y su sustitución por el antiguo cementerio del Cerro de Las Mártires. También yacerían allí muchas de las víctimas ejecutadas por los sublevados tras la ruptura del cerco de la ciudad en la primavera de 1938, una oleada represiva que duraría hasta bien entrados los años cuarenta y que se cobraría un mínimo de 148 vidas. En esta fosa común reposan dos vecinos de Monflorite fusilados por los sublevados en la primera posguerra. Ese día habrían sido ejecutados un total de once hombres y una mujer joven, todos los cuales yacerían presumiblemente en este lugar o en las inmediaciones. Sobre ellos recibiría sepultura un hombre fallecido muchos años después, pero el lugar donde fueron enterrados figura todavía en los registros del cementerio oscense, lo que facilitaría la búsqueda emprendida por sus familiares. A decir de un informante que trabajaba como empleado del cementerio de Huesca, en esa parcela de terreno podrían hallarse los cuerpos de unos 400 fusilados, por lo que sería dificultoso establecer el lugar preciso en el que se encuentran.
Fosa común huesca 3
Fosa común 3
Fosa común 4
Esta cuarta fosa común de Huesca se localizarían en el cementerio de Las Mártires y ocuparía buena parte del interior del recinto y algunos enclaves cercanos al camposanto.En la ciudad de Huesca se localizan dos grandes áreas de enterramientos colectivos de las víctimas de la guerra civil. La segunda gran área de la ciudad de Huesca en la que se localizarían fosas comunes de la época de la guerra se encuentra como ya hemos dicho en la zona del cementerio del Cerro de Las Mártires y ocuparía buena parte del interior del recinto y algunos enclaves cercanos al camposanto.
Recientemente se han podido conocer datos sumamente precisos sobre el emplazamiento de algunas de las sepulturas gracias a la aparición de nueva documentación relativa a los 1.230 enterramientos que tuvieron lugar allí desde el 3 de septiembre de 1936 hasta el final del asedio republicano a la ciudad, en marzo de 1938. Entre estas inhumaciones ha podido constatarse la presencia de varios cientos de soldados y de unas 131 personas que fueron ejecutadas por los sublevados -sólo cinco son recordadas con lápidas individuales- y que hasta este momento permanecen desaparecidas. También reposan allí varias decenas de civiles oscenses muertos a causa de los bombardeos republicanos. Por el momento la existencia de más fosas en las inmediaciones del monte no ha podido ser fehacientemente demostrada, aunque se da por consabida, y es vox populi en la ciudad que durante los trabajos de construcción o ampliación de un cercano establecimiento sanitario aparecieron numerosos restos humanos que fueron sepultados de nuevo. Entre 1959 y 1964 un total de 820 cuerpos -854 según otra fuente- fueron exhumados en la ciudad, en su mayor parte en Las Mártires, para su traslado al Valle de los Caídos, pero buen número de los fallecidos seguirían todavía en el interior del camposanto y en sus inmediaciones. Señalar de paso que el número confirmado de cuerpos que saldrían desde la provincia de Huesca hacia el Valle de los Caídos ascendería a un total de 1.304, cifra que se puede considerar como no exhaustiva.
Fosa común Huesca 4

Crematorio de Huesca

SERVICIOS E INSTALACIONES

El Crematorio de Huesca posee los servicios e instalaciones.

  • Horno crematorio para incineraciones individuales.
  • Sala de entrega de cenizas.
  • Servicios comunes al tanatorio donde está situado.

HORARIO

El horario del Crematorio de Huesca es de 8:00 a 19:00. Fuera de este horario, preguntar.

COMO LLEGAR

En coche la dirección es C/ Fraga 11,22004, Huesca, Huesca.