Cementerio de Montjuic

El cementerio fue inaugurado el 17 de marzo de 1883. El proyecto fue encargado al arquitecto municipal Leandre Albareda. Su rasgo arquitectónico más característico es el eclecticismo, ya que conjuga elementos neoclásicos e historicistas con el nuevo modernismo que surgió a finales del siglo xix. El cementerio se encuentra en una ladera de la montaña de Montjuic, y está dividido en 14 sectores. Para la ubicación del terreno se debieron expropiar diversos terrenos, algunos de actividades agrícolas y otros pertenecientes al ejército. Las obras se efectuaron entre 1882 y 1883. El diseño del recinto se basó en unas condiciones óptimas de soleado y ventilación, y pese al desnivel de la montaña se consiguió un espacio de tranquilidad y reposo.2 Además del recinto católico se destinó un espacio a religiones cristianas no católicas y otro a religiones no cristianas, así como un recinto no confesional, donde se enterraba a ateos, suicidas y personas muertas en duelo. El cementerio cuenta con una gran cantidad de sepulturas y panteones de gran valor artístico, que abarcan diversos estilos: neoclasicismo, historicismo, modernismo, novecentismo, eclecticismo, etc. Entre los diversos autores se encuentran arquitectos como: Joan Martorell, Antoni Rovira i Rabassa, Leandre Albareda, Josep Vilaseca, Lluís Domènech i Montaner, Miquel Pascual i Tintorer, Juli Maria Fossas, Ubaldo Iranzo, Emilio Sala Cortés, Pere Garcia Fària, Enric Sagnier, Jaume Bayó i Font, Bonaventura Bassegoda i Amigó, Salvador Soteras i Taberner, Josep Puig i Cadafalch, Antoni Maria Gallissà, Josep Maria Jujol, Tiberi Sabater, Camil Oliveras o Josep Domènech i Estapà; y escultores como: Josep Llimona, Enric Clarasó, Rossend Nobas, Josep Campeny, Rafael Atché, Manuel Fuxà, Josep Reynés, Eduard Alentorn, Josep Clarà, Eusebi Arnau o Josep Maria Subirachs. En 2004 se creó la Ruta de los Cementerios de Barcelona para dar a conocer el atractivo monumental y turístico de los cementerios de la ciudad, del que forma parte el cementerio de Montjuic junto con el cementerio de Pueblo Nuevo. [...]  Seguir leyendo...

Tanatorio de Sant Boi de Llobregat

Con una superficie de 5000 m2 que se distribuyen en 3 platas, el Tanatorio de Sant Boi de llobregat cuenta con 6 salas velatorio, siendo una de ellas de mayor superficie. Todas las salas disponen de lavabo integrado, guardarropa y luz natural. [...]  Seguir leyendo...

Cementerio de Collserola

A finales de los años 60, el cementerio de Montjuïc no disponía de más capacidad para poderse ampliar y dentro del término municipal de Barcelona tampoco había suficiente espacio, el cementerio de Collserola es construyó en el pulmón verde de la ciudad. [...]  Seguir leyendo...

Tanatorio de Mataró

En funcionamiento desde el año 2001, y situado cerca del hospital de la localidad, el Tanatorio de Mataró cuenta con 18 salas velatorio perfectamente acondicionadas para albergar a los familiares y amigos que se acercan hasta esta instalación. [...]  Seguir leyendo...